martes, 9 de agosto de 2011

La alcaldesa pide diálogo y educación

FUENTE INFORMATIVA: DIARIO DE BURGOS Digital del 4 de agosto de 2011

Sotillo de la Ribera / Agrupaciones


La alcaldesa pide la rebaja de las cuotas para seguir en la mancomunidad

Adela Barreiro argumenta que «estamos en dos rutas del vino» y que prefiere permanecer en la que se paga menos y da más ventajas


DBI.M.L. / Aranda

La alcaldesa de Sotillo de la Ribera, Adela Barreiro, repasó
 lo publicado sobre su decisión en la edición sabatina de DB.
La decisión de abandonar la Mancomunidad Ruta del Vino Afluente Rural tomada en el primer pleno del mandato en Sotillo de la Ribera está cobrando matices según pasan los días y se concretiza la oposición de parte de los vecinos y empresas de la localidad a esta salida de la agrupación de municipios. La alcaldesa sotillana, Adela Barreiro, asegura que la determinación de abandonar la mancomunidad podría tener marcha atrás siempre que hubiese una serie de condicionantes y que todo el mundo estuviese de acuerdo.

Si el motivo principal de esta intención expresada en el pleno sotillano era el económico, esta también es una de las condiciones que plantea Barreiro para dar marcha atrás en su idea. «Si bajaran la cuota, si hicieran algo, un esfuerzo, nos lo podíamos pensar. Yo hablé con Luciano Burgos, presidente de la mancomunidad, y le dije que no me parecía rentable y que si nos bajaba la cuota o nos daba algún aliciente podríamos estudiar el quedarnos», explicó la alcaldesa.

Barreiro aseguró que la propuesta de abandonar la mancomunidad la había meditado y que su intención es obtener el mayor beneficio para la localidad que comanda. «Tenemos dos rutas del vino turísticas, una que tenemos desde el 1997 y no vemos muchos avances, aunque ahora parece que va a haber una gran inversión de 2 millones de euros en animales, pero la otra como que me atrae más, son 52 pueblos, a nivel nacional, con cuatro diputaciones provinciales implicadas, me parece muy importante, con 4,5 millones de presupuesto, muchísima propaganda,...», comenta la alcaldesa.

Desde ese punto de vista, y uniendo el factor económico esgrimido con reiteración por Barreiro, su argumentación es clara a favor de abandonar la Mancomunidad Ruta del Vino Ribera del Duero y permanecer en el Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero. «Yo quisiera que una o otra, porque en la ruta del vino pagamos 1.000 euros y en esta 6.653 y beneficios sociales no he visto muchos porque tienen gente subvencionada pero cuando la tienen. Mirado así, eso es lo que nos ha motivado a ver el ahorro que teníamos de dinero», afirmó la primer edil de Sotillo, que apuntó que lo que se ahorraría el Ayuntamiento en la cuota lo podría invertir en otras necesidades, como contratar personal o dar ayudas a las asociaciones locales «que ahora no podemos dar».

En cuanto a la postura que están tomando las empresas que están incluidas en el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) asociado a la mancomunidad, Barreiro afirma que ya hay dos que le han comunicado que son partidarias de abandonar la agrupación supramunicial. «Yo no voy a forzar a nadie y se hace falta reunir a todas las empresas, a todos los alcaldes que forman la mancomunidad, lo que sea... pero yo quiero beneficios para Sotillo y lo quiero mirar, si hay que volverse atrás, se hace», declaró la edil popular.

De momento, Adela Barreiro pide a sus vecinos «diálogo y educación» para llegar a un acuerdo.

BLOG DE LA A. C.EL SOTO