miércoles, 18 de enero de 2012

El exalcalde denuncia a la alcaldesa

FUENTE INFORMATIVA: DIARIO DE BURGOS DIGITAL del viernes 23 de diciembre de 2011

Ribera

Sotillo de la Ribera / Patrimonio

El exalcalde se querella contra la primer edil por supuestas injurias


"Diego Ruiz insiste en que la adjudicación de la Casa Grande se realizó legalmente y que el contrato no le sale gratuito a la adjudicataria ya que tiene contraprestaciones que cumplir"
I.M.L. / Aranda - viernes, 23 de diciembre de 2011
La adjudicación de la gestión del Palacio de los Serrano está
 en el centro de esta polémica. FOTO: DB
 Las manifestaciones vertidas por la alcaldesa de Sotillo de la Ribera, Adela Barreiro, del PP, con motivo de su intención de renunciar a la subvención que desde el programa ‘Tú eliges, tú decides’ de Banca Cívica para el arreglo de las fachadas del Palacio de los Serrano de la localidad han tenido respuesta en forma de demanda interpuesta por el que la precedió en el cargo, Diego Ruiz (PSOE). Se da la circunstancia de que, además de haber sido el primer edil sotillano mientras se tramitaba la adjudicación de este Centro de Turismo Rural, Ruiz es marido de la adjudicataria de la gestión de este negocio de hostelería.

La demanda, que se presentaba el pasado 15 de diciembre en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Aranda de Duero, conlleva a la celebración de un acto de conciliación previo a la denuncia por un supuesto delito de injurias y calumnias, que son los cargos que el promotor pretende obtener de la Justicia para con Barreiro. Diego Ruiz, en su calidad de anterior alcalde de Sotillo de la Ribera, denuncia que su sucesora en el cargo ha sostenido que la adjudicación de la gestión del Palacio de los Serrano estuvo mediatizada por ocupar él la máxima responsabilidad municipal. «Insinuó que la adjudicación se la quedó mi mujer por ser yo el alcalde, quiero desmentirlo porque hay un contrato firmado entre el Ayuntamiento y mi mujer, ese contrato ha sido firmado después de una publicación en boletines, con todos los plazos exigibles por la ley, lo adjudicó una mesa de contratación en la que ni yo ni mi hermano estábamos presentes ni formábamos parte y se ratificó en un pleno en el que mi hermano no estuvo y yo me abstuve, con lo cual, todo es completamente legal», explica de manera exhaustiva el demandante. Además, Ruiz recuerda que la única persona que se presentó al concurso público fue su mujer y que pudieron haber rechazado su oferta en su momento, pero que él nunca participó en este proceso, «de hecho el contrato no está suscrito por mí como alcalde sino como la segunda teniente alcalde que estaba en ese momento», aclara.

Otra de las afirmaciones vertidas por Barreiro y que ha denunciado Ruiz es que la adjudicación del Palacio de los Serrano se haya realizado de manera gratuita. El demandante quiere «desmentir que ese contrato es gratis, es decir, en el pliego había unas condiciones económicas, unas contraprestaciones que había que realizar en lugar de pagar un canon al Ayuntamiento y mi mujer está respetando ese plazo». Como prueba de esta afirmación, Ruiz recuerda que «con fecha 13 de diciembre, la alcaldesa ha certificado que los trabajos del sistema de calefacción están bien ejecutados y han supuesto una inversión valorada en más de 39.000 euros más IVA, que es lo especificado en el proyecto».
Contra su honor

El firmante de la denuncia considera que estas dos afirmaciones son «injuriosas y calumniosas hacia mi persona y han menoscabado gravemente mi honor y mi buena fama, pretendiendo denigrarme delante de la sociedad y en general a los de mi pueblo». Por eso, Ruiz pide que Barreiro se excuse en los mismos medios donde realizó esas declaraciones, en fechas de similar importancia. Además, como considera que esas manifestaciones las realizó en virtud de su actual cargo «que presente la dimisión en el menor plazo posible entendiendo que se ha cometido un abuso de poder por parte de su persona», todo ello sin contar con la indemnización por daños y perjuicios que podrían corresponderle según los jueces.

BLOG DE LA A. C.EL SOTO