lunes, 13 de agosto de 2012

Sucesión de dimisiones


FUENTE INFORMATIVA: DIARIO DE BURGOS digital, del jueves 2 de agosto de 2012

Sotillo de la Ribera / Política

La corporación municipal registra un récord de dimisiones en un año


I.M.L. / Aranda de Duero - jueves, 02 de agosto de 2012
Antes de que se cumpliese el primer año de mandato, tres de los siete ediles que forman el Ayuntamiento han dejado sus cargos, al parecer, por motivos personales y profesionales

Las dimisiones de los cargos políticos son acciones permitidas en el ámbito democrático pero poco habituales. Tanto es así que el encadenamiento de dos o más seguidas en una misma institución pública da pie a una situación, cuando menos, llamativa. Este es el caso del Ayuntamiento de Sotillo de la Ribera donde, antes incluso de que se cumpliese un año de mandato, ya habían dimitido tres concejales.
La cifra puede no resultar llamativa pero esta triple dimisión supone que cerca de la mitad de los munícipes han decidido dejar su puesto tras pocos meses en su responsabilidad municipal, ya que este Consistorio está formado por siete integrantes.
La localidad de Sotillo cambió el signo político de su
ayuntamiento en las pasas elecciones locales.
FOTO: Alberto Rodrigo (DIARIO DE BURGOS)

El primero en dimitir fue, antes de finalizar el año pasado, uno de los ediles del equipo de gobierno, José García, que ocupaba también puesto de teniente alcalde. A él le sustituyó Javier Arroyo, ambos del Partido Popular, ocupando sus responsabilidades municipales, pero también presentó su dimisión pasadas unas semanas de su toma de posesión. Así las cosas, el equipo de gobierno no ha estado al completo más de medio año seguido, asumiendo la gestión municipal con tres de los cuatro concejales que les corresponden.

En las filas de la oposición socialista, compuesta por tres concejales, la concejal electa Inés García también ha renunciado a su puesto en el Ayuntamiento, dejando a su grupo con dos tercios de la representatividad que le corresponde. El repuesto de esta edil está resultando más difícil, porque las dos personas que ocupaban el puesto de suplente en las pasadas listas electorales han renunciado al cargo antes incluso de tomar posesión.

Tanto los tres concejales que han dimitido estos meses de su cargo como las dos personas que han renunciado a él incluso antes de tomar posesión de su sillón municipal han alegado motivos personales o profesionales para dejar de desempeñar su responsabilidad municipal. Sin embargo, a la vista de que las dimisiones han afectado al 42,8% de los componentes del Ayuntamiento sotillano, desde la oposición del municipio se apunta a que puede haber otras causas. «No es normal, en mi opinión, todos dicen que son por motivos personales pero creo que son por desacuerdos con la señora alcaldesa porque, si no, no tiene otro sentido», comenta un miembro del grupo municipal del PSOE.

Este ritmo de dimisiones en el Ayuntamiento no parece preocupar a su máxima responsable, que asegura respetar las decisiones de los concejales que han dimitido, y sus motivos, aunque se lamenta del poco compromiso de sus compañeros de corporación. «Cuando tu te pones de concejal tienes que asumir muchas cosas y si te apuntas en la lista tienes que pensar que te va a llegar el tuno, no por hacer bulto, eso pienso yo, pero las circunstancias de cada uno pueden cambiar», apunta Adela Barreiro, alcaldesa de Sotillo de la Ribera y que se presentaba por primera vez para ocupar esta responsabilidad municipal.

Ante la posibilidad de que se sigan produciendo dimisiones, Barreiro se muestra tranquila sobre el repuesto de sus concejales porque «aún no se nos acaba la lista, pero si se acaba creo que es el partido el que nos ponga a alguien» y reconoce que la labor de un munícipe en una localidad de población escasa es complicada. «Ser concejal en un pueblo es muy duro porque todos nos conocemos y si tú quieres quedar bien con todo el mundo es imposible», comenta.
Por su parte, la oposición no se ha planteado pedir la dimisión de la alcaldesa a la vista de la inestabilidad en el Ayuntamiento, porque creen que no serviría de nada. «No nos hemos planteado pedir la dimisión de la alcaldesa porque ella ya ha dicho que no va a dimitir, que no se va a ir, y tampoco la preocupa si alguien no está de acuerdo con lo que ella piensa y se va, pues mira qué bien», aseguran desde los bancos del PSOE.

En cuanto a la toma de posesión de los nuevos concejales, todavía se desconoce la fecha exacta en la que podrán jurar o prometer su cargo, pero Barreiro no espera que sea antes del mes de septiembre, debido a los trámites administrativos que hay que solventar.

BLOG DE LA A. C.EL SOTO