domingo, 18 de agosto de 2013

Comentario de pintadas


Como comentario a las pintadas en la casa de la Sr. Alcaldesa, he aquí las opiniones de un sotillano al respecto.

Querido amigo Luis.

Cierto es que en su recorrido vital cada uno de nosotros va formando por decantación de la experiencia una composición mental de la condición humana. Y en algún momento de ese recorrido se constata , ya sin extrañarse, del heroísmo que somos capaces de alcanzar y al mismo tiempo las cotas de degradación y bajeza a las que podemos llegar sin inquietarnos.
Así pues, sin sorpresa, pero con mucha indignación y rabia, he visto en el Sotiblog que diriges, la fotografía de la casa de la Señora alcaldesa marcada por la aberrante acción de alguien. Me vino a la mente la palabra "judio" sobre las paredes blancas del Berlín de 1939. Detrás de ese alguien hay un persona o personas con nombres y apellidos referenciados muy probablemente al pueblo.
Seguro que habrá surgido un clamor comentado e individual de repulsa a una acción de tan poca entidad material pero de una enorme importancia formal en cuanto a valores sociales se refiere.
Existe una responsabilidad personal, propia de cada uno frente a sí mismo y frente a lo que nos rodea, pero también existe una responsabilidad grupal, social, de la comunidad a la que pertenecemos.
Las calificaciones de "acción bárbara", " energúmenos intolerantes", "bárbaros incivilizados", "indignos de convivir en una sociedad democrática", "incapaces de distinguir las personas de las ideas", "entes de un solo libro mal leído", "reclamantes de un respeto que ellos no dan"… y un largo etcétera que cada uno de nosotros añadiría, no es suficiente.
Esto, amigo Luis, a mi entender exige un respuesta más contundente y concreta. Te felicito por haberla publicitado y condenado los hechos en el Sotiblog, pero creo que no es suficiente. Se exige una respuesta más comunitaria, de pueblo. De lo contrario esa afrenta que hoy apunta hacia una diana concreta y con el agravante de ser un servidor de la comunidad elegida por el propio pueblo, mañana puede ir dirigida contra cualquiera de nosotros. "… y vinieron por los que no pensaban como ellos, por los que no hicieron lo que ellos querían, por los que no se dejaron sobornar, por los que les parecían diferentes… y a mí no me importaba. Después vinieron por mí, pero ya era tarde", parafraseando a Bertold Brecht.
Creo Luis, y lo veo desde una cierta perspectiva de tiempo y espacio pero con una aún muy viva cercanía emotiva, que esa responsabilidad y mancha que ha caído sobre el pueblo de Sotillo, sólo puede quitarse con una acción enérgica que debe pasar por: primero identificar a los culpables; y eso no es difícil pues, como tú muy bien sabes" "Dios te ve " es una trasposición del "en un pueblo todo se sabe" En segundo lugar con una pública manifestación de condena por parte de todos los vecinos.
Ese sería el mínimo, a mi entender, para recuperar la dignidad de la familia-comunidad. Tendría por otra parte un valor pedagógico frente a las jóvenes generaciones que son las que van a seguir manteniendo la convivencia y el excelente ambiente del que siempre, con razón, se ha vanagloriado Sotillo de la Ribera.
Nada más amigo y perdona lo primario de este comentario pero en ese adjetivo suele encontrarse un destello de verdad. 

Un abrazo.
Juan Jose Villuela Gonzalez

BLOG DE LA A. C.EL SOTO