miércoles, 4 de febrero de 2015

NECESITAMOS TU VOZ


Distinguido lector:

Perdona si el asunto te resulta pesado, pero como no hay otra solución que tratarlo (porque se van acortando los tiempos y la Semana Santa ya está ahí), a ver si me sale -al menos- una plática amena. Así que te pido solo un minuto, y tú dirás luego si apoyas esta iniciativa que tiene, creo yo, mucho interés.

Se trata, ya lo sabes, de ENCONTRAR NUEVAS VOCES PARA QUE NO DE PIERDA EL CÁNTICO DEL MISERERE EN SOTILLO

Aunque podría hablarte en largo sobre la importancia del salmo 50, sólo recalco ahora el hecho que nos honra, de que somos uno de los contados pueblos de la Ribera que todavía lo conserva, y que no podemos permitirnos perderlo. Estaría ....... “chirene”.

Como sabes por este blog, la Coordinadora de la Semana Santa apoya el proyecto que les remití para la conservación del Miserere en Sotillo, quedando por acometer, de las ideas expuestas, sólo última, que es la mollar. Pero déjame decir un par de palabras sobre las dos cosas que ya están acabadas y que entregaré esta Semana Santa:  

1) La HOJA DE ENSAYO con la cual el aprendizaje prácticamente se asegura.    Con esta gran ayuda los cantores, aunque no sepan música, lo harán todos igual y a la vez, y no a bulto. A partir de ahora se podrán aducir todo tipo de respetables argumentos para declinar la invitación al cántico, excepto el de la dificultad de aprenderlo.

2) Y el manejable y coqueto LIBRILLO para llevarlo en las procesiones.

El SÍ de la Coordinadora se refiere a llevar a efecto una idea que sería la gran guinda de este sabroso pastel del Miserere que lleva mezclados, entre otros, ingredientes tan sabrosos como: cultura / religión / tradición / raíces / identidad / patrimonio de Sotillo.

                       Ilustración (fragmento) de la página 15 del librillo sobre el Miserere.
La idea consiste, como ya sabes, en editar un LIBRO con un CD de audio incorporado en el que iría el Miserere tal como se canta en Sotillo, pero cantado por gente de Sotillo. Esa es la cosa. Si se consiguiera, dejaríamos un importante legado gráfico y sonoro a las generaciones venideras.

O sea, querido amigo, que son dos las cuestiones planteadas en torno al Miserere:

A) encontrar nuevos cantores para todos los años, para que no se pierda el cántico en las procesiones. (A día de hoy ya han sido varias las personas que han respondido afirmativamente, pero es preciso que el número aumente)

B) encontrar un grupo de cantores para la grabación del CD. Un solo año, una sola ocasión, un solo esfuerzo. (Serían precisos algunos ensayos en verano)

¿Cuántos serán los que se animen para la cuestión A, para la B, o para las dos? Esas incógnitas se despejarán el Jueves Santo a la una del mediodía, en la iglesia, que es cuando se tendrá la primera toma de contacto y ensayo. Todos los que quieran acudir serán bienvenidos.

Por otra parte, estoy seguro que personas afines a la Semana Santa que participan en las procesiones en otros lugares o cometidos (soldados romanos, carapuchines, cornetas, tambores, etc.) y que, por imposibilidad material, no pueden ir cantando el Miserere, no tendrían inconveniente en aprenderlo para la grabación.

Por muy mal que se nos diera el asunto de la financiación, me parece que la grabación la tendríamos que hacer este año, por El Pilar. A ver si me explico: en primer lugar, se necesita tiempo para aprenderlo (está todo el verano por delante), y en segundo, hay que encontrar una ocasión en la que se reúna la gente para poder cantarlo, (la más idónea parece que sea el puente de El Pilar). Para entonces ya tendremos respuestas de las instituciones. Además, no podemos dejar de iniciar los preparativos de ensayo esperando esas respuestas, porque como nos enfriemos ahora y nos paremos, lo más fácil es que esto no se ponga en marcha nunca más.

Ya no soy capaz de explicarlo mejor, lo siento. Me digo a mí mismo lo que se preguntaba Clara Luz en su memorable escrito: “... y mientras, poco a poco, abandonaban el templo yo me preguntaba que si después de este gran despliegue de medios no se consigue que aparezcan nuevas voces, no sé que más se puede hacer”.

Si has sido capaz de llegar hasta aquí, a pesar de que yo no posea ninguna capacidad de persuasión, me gustaría que lo pensaras. Te digo de verdad que se puede lograr que el cántico del Miserere tenga la categoría y dignidad que se merece, y no llevarlo a rastras como algo sin entidad en la cola de las procesiones. Gracias a los que se decidan y gracias por escucharme.

En Jueves Santo te espero, ya sabes, a la una. Recuerda: NECESITAMOS TU VOZ.

NOTA: Los que se animen antes de ese día pueden escribirme a mi correo o llamarme para enviarles, antes de Jueves Santo, documentación que les será de utilidad.

 

  SANTIAGO IZQUIERDO

izquierdosan@gmail.com   //  646 77 50 13

BLOG DE LA A. C.EL SOTO