viernes, 20 de mayo de 2016

Que tiempos...

Mucho tiempo hace ya desde que estas dos herramientas dejaron de usarse. La mayoría de los lectores ni tan siquiera sabrán qué son y otros las recordarán con la frase "cuántas horas pasabamos con ellas", sobretodo las mujeres, por lo que he oído. Os diré que estas herramientas se usaban para hacer injertos en las viñas. La máquina pequeña cortaba los  palos y hacia un corte longitudinal en el palo, de unos dos o tres cm. La otra, la más grande, sacaba punta al palo, pero una punta plana, a modo de "carapito" (es decir, silbato), y este palo se unía por la raja que se había hecho en el otro con la otra máquina. Luego los dos palos se sujetaban con rafia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO