miércoles, 26 de octubre de 2016

DE SENDERISMO POR EL BOSQUE HIJEDO


    DE SENDERISMO POR EL BOSQUE HIJEDO
Enlace para ver más fotos del monitor.
https://www.dropbox.com/sh/iagcmwjdpo2ap5z/AAC7EIJcFIKxcgm_tgs2Yw8qa?dl=0
El pasado sábado, 22 de octubre, realizamos una ruta de senderismo por el
Bosque Hijedo, en el norte de la provincia de Burgos, junto al puerto de El
Escudo, y el pantano del Ebro en Arija.
En esta ocasión era la Asociación Cultural de La Horra la que lo organizaba, en
colaboración con la Diputación de Burgos. Acudimos gente de La Horra, Roa y
Sotillo, siendo un total de 46 personas.
Pablo, el guía, que ya nos ha acompañado en otras ocasiones anteriores, nos
iba explicando los detalles relativos al entorno, vegetación, historia, tradiciones,
etc., que hacían mucho más amena la ruta. Por ejemplo nos comentó que el
caserón noble que vimos al inicio de la ruta, era de un “indiano” santanderino
que se fue a “hacer las Américas” y cuando volvió se construyó esa casa
palaciega. Vimos varios tejos, árboles sagrados en la antigüedad, varios de los
cuales son centenarios.
Según algunos escritos que se conservan, en la Edad Media, los monjes que
tenían que cruzar el bosque para evangelizar el norte de la península, llamaban
a esta zona “la Selva Hijedo”, pues tenía 10.000 hectáreas y numerosas fieras
(suponemos que se referían principalmente a los osos, que actualmente han
desaparecido). Con el paso de los años se fue talando su madera para
construir barcos en Santander, hacer carros, fabricar carbón vegetal… hasta
llegar a las 2.000 Has. que quedan en la actualidad.
La anécdota del día la puso el autobús, que se averió tras dejarnos en el
Bosque Hijedo. Cuando volvimos de la ruta sólo esperamos unos minutos a
que llegara un nuevo autobús desde Burgos, que nos desplazó hasta Cilleruelo
de Bezana, donde comimos en el Restaurante El Escudo como en ocasiones
anteriores.
Por la tarde, en el camino de vuelta, nos desviamos un rato para visitar el
turístico pueblo de Orbaneja del Castillo, que algunos no conocían; con sus
típicas cascadas, y las figuras de piedra que la erosión ha tallado en el
horizonte.

A pesar de las lluvias importantes que cayeron en la mitad sur de España, allí
nos hizo un día soleado y lo pasamos estupendamente, pensando ya en cual
será la ruta que hagamos en la próxima primavera.
Efrén ARROYO ESGUEVA








1 comentario:

  1. Muy bien, Efrén. Ya echábamos de menos un texto sabroso que acompañe a la noticia. Lo mismo que en la publicación de ayer.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO