jueves, 15 de marzo de 2018

La Junta incumple, pagan los pueblos

La Junta incumple, pagan los pueblos

Alcaldes de nueve municipios ribereños amenazan con dimitir en bloque por la deuda millonaria a la que se enfrentan sus localidades después de que la Junta incumpliera su promesa de destinar dos millones de euros al Parque de la Lana.
Las arcas públicas de los ayuntamientos que formaron parte de la Mancomunidad Ruta del Vino Afluente Rural se ven seriamente amenazadas por el agujero negro financiero que dejó el abandono del proyecto del Parque de la Lana tras la espantada de la Junta de Castilla y León, que prometió destinar dos millones de euros de los que nunca se supo nada. Los afectados dieron la voz de alarma en su momento y no fueron escuchados. Tampoco ahora cuando la pesadilla comienza a convertirse en amarga realidad: los municipios que formaron parte de la Mancomunidad Ruta del Vino Afluente Rural (La Horra, Gumiel de Mercado, Gumiel de Izán, Roa de Duero, Sotillo de la Ribera, La Aguilera, Pedrosa de Duero, Anguix, Olmedillo de Roa) están empezando a recibir las primeras comunicaciones judiciales de apremio para que paguen las deudas contraídas en el Proyecto del Parque la Lana. Deuda que a día de hoy podría ascender a un millón de euros y que si está sin pagar, afirman los alcaldes de estas localidades, es porque la Junta no ha desembolsado los dos millones de euros que asignó al proyecto y que después decidió dedicar a otros menesteres.
Los municipios que en su día componían la Mancomunidad Ruta del Vino Afluente Rural acaban de recibir en estas últimas semanas la comunicación por parte de un juzgado de Aranda del embargo de la cantidad que a cada uno le corresponda para hacer frente a una primera deuda contraída con una empresa burgalesa de cerramientos que con los intereses alcanza casi los 16.000 euros. Más reciente aún, de hace apenas diez días, es el apremio de la Diputación de Burgos al pago de otros 15.000 euros en concepto de varias tasas e impuestos, para los que la fecha límite de pago es el próximo 20 de marzo. Pero esto es solo el principio porque estas cantidades son una minúscula parte del millón de euros que podrían reclamarse otros organismos, fundamentalmente las entidades de ahorro con las que la Mancomunidad firmó varios préstamos.
El problema comienza a generarse cuando la Junta incluye el Parque de la Lana que la Mancomunidad Ruta del Vino Afluente Rural había proyectado construir en La Horra entre los proyectos del Plan Plurianual de Convergencia Interior del año 2010 que se acuerda con el Gobierno de España. Aquel pacto supuso el reparto de 100 millones de euros para la financiación de numerosos proyectos en toda la región, entre ellos la construcción del centro cívico de Fresnillo que recibió 200.000 euros y la ronda este de Aranda, para la que se destinó 1.000.000 de euros. Sin embargo la cantidad más cuantiosa de toda la provincia fueron los 2.000.000 de euros destinados a la finalización del Parque la Lana. Confiados en su pago los regidores que estaban en aquel momento al frente de los ayuntamientos de la mancomunidad contrajeron varios préstamos con dos entidades bancarias para agilizar los trabajos. Entre los acreedores se cuentan también otros organismos y particulares. Pero el dinero comprometido por la Junta nunca llegó. Dicen los alcaldes afectados que la Junta decidió destinarlo a otros asuntos, parece ser que relacionados con la dinamización de municipios mineros.
Responsables de los ayuntamientos afectados mantuvieron ya en 2014 reuniones con responsables de la Consejería de Agricultura para buscar una salida, puesto que la mancomunidad se vio obligada a cerrar el Parque de la Lana en 2013 debido a la incapacidad financiera para mantenerlo. En aquel momento aseguran haber recibido de la entonces consejera, Silvia Clemente, el compromiso de buscar una solución sin que nada más se haya sabido desde entonces.
Los alcaldes de los nueve municipios afectados han enviado un escrito al presidente de la Junta en el que además de explicarle la situación, que califican de desoladora, le manifiestan el malestar y los disgustos que está generando entre los equipos de gobierno y en los secretarios de estos pueblos, enormemente preocupados por la amenaza a la que se enfrentan sus arcas municipales. Aseguran que de tener que afrontar la deuda real (que con sus intereses correspondientes ahora mismo calculan en torno al millón de euros) la sostenibilidad financiera de sus ayuntamientos estaría muy comprometida durante años. Los alcaldes advierten de que están dispuestos a abandonar en bloque los gobiernos municipales de sus localidades si en un tiempo prudencial de dos meses, no se ha encontrado solución a este problema. Y es que estos regidores se muestran contundentes cuando afirman que no están dispuestos a pagar ni tampoco que paguen que sus vecinos por la negligencia y la irresponsabilidad de la Junta de Castilla y León.

1 comentario:

  1. Ya sabéis ha atar el cinturón y no dar dinero para nada o sino acabaremos como otros pueblos de España con la crisis .El futuro frontón con instalación no se hará digo yo

    ResponderEliminar

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO