domingo, 2 de enero de 2011

Los premiados con los "Envero" se explican

FUENTE: Diario de Burgos Digital

Domingo, 5 de Diciembre de 2010

Ribera

Los monarcas de los envero

Protagonistas. Los administradores, gerentes, propietarios y presidentes de las bodegas y cooperativas triunfadoras de los XXIV Premios Envero hablan para DB

diariodeburgos.es


Roberto Aragón/Cillar de silos
premio envero alta expresión
«Lo primero que buscamos nosotros en el vino es la fruta»

Es una bodega habitual en los Envero. En 2009 obtuvo un tercer premio con el joven y este año se ha descubierto con el rey de los galardones, categoría en la que en 2005 ya quedó segunda. ¿Qué representa el premio en la máxima categoría?
Es un orgullo y realmente estamos muy contentos. Que en Ribera del Duero se reconozca el vino nos viene muy bien porque estamos en casa.

¿Del Torresilos 2007 qué puede decir?
Es 100% tempranillo. Está hecho de cepas viejas de Quintana del Pidio y le damos 16 meses en roble francés.

¿Y a la hora de probarlo?
Es un vino con estructura, con cuerpo, pero con unos taninos sutiles, con mucha fruta, que es lo que buscamos, primero fruta y después madera, con unos toques de tofe o café. Un vino muy bien balanceado, con buena relación acidez/azúcar, con unos taninos untuosos, muy suaves. Muy agradable en la boca. Un vino para disfrutar.

Se puede decir que Cillar de Silos ya es una de las bodegas consolidadas de la zona Bodega veterana, ¿no?
Somos del 94, no de las pioneras. Llevamos 12 años en el mercado y aún nos falta un poquito más de tiempo. Para consolidarse una bodega hay que estar unos años más en el mercado y demostrando que las cosas se hacen bien.

A pesar de los malos tiempos la bodega acaba de afrontar un proyecto de ampliación...
Lo iniciamos hace dos años. Es una nave de elaboración nueva y está ya prácticamente acabado.

Inversión fuerte y arriesgada en tiempos de crisis …
Sí, pero estamos contentos porque nos va a permitir trabajar mucho mejor. Si quieres crecer un poco y bien, hay que tener instalaciones buenas y adecuadas. Que no quiere decir que no se tuvieran, pero vamos a poder ampliar las capacidades en ciertos vinos más jóvenes.

¿Qué producción tiene la bodega?
Nos movemos entre 270.000 y 310.000 botellas. Tenemos viñedo propio, 53 hectáreas en producción y otras 7 que entran este año, y compramos parte de la uva. Son viticultores que están controlados por nosotros, y es como que fuesen una parte más de la bodega.

¿Apuesta la bodega por el mercado exterior?
Más o menos el 30% se exporta. Estamos en EEUU, Alemania, Inglaterra, Suiza, Australia, México, Perú, Puerto Rico... Hay proyección y con esfuerzo vamos a ir a más.


Félix Callejo/Bodegas Callejo
premio envero reservas
«La fórmula es hacerlo todo bien constantemente»

Atesora en sus vitrinas 13 Premios Envero, lo que le convierte en todo un clásico en estos galardones que, desde hace 14 años, reparte el Ayuntamiento de Aranda entre los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero.
Ha pasado de casi ‘monopolizar’ la categoría de Rosados a demostrar que Félix Callejo también domina los vinos de guarda al ser declarado el mejor Reserva…
Me han cambiado el chip. Yo estaba habituado a ganar en Rosados y estaba orgulloso, orgulloso. Me ha encantado, ¡cómo no! que me hayan dado el premio por un tinto reserva, pero me queda el gusanillo de no haberme llevado el de rosados, que es el que quería. Pero estoy muy contento con él.

De todas maneras, usted ya inauguró la categoría de los Vinos de Alta Expresión con su Félix Callejo 2002 y repitió dos años después con el Selección Vendimia…
También. Precisamente este año estrenamos un vino ecológico, que se va a llamar Vino de Autor, porque es de diez hectáreas que tengo en una sola parcela. Hemos hecho una bodega exclusivamente para esas diez hectáreas y no se va a llamar Callejo, sino Tinto Valderroble, que es el pago donde está plantado.

¿Cuál es la fórmula del éxito?
Hacerlo bien, constantemente todo. Desde que tienes tú las viñas tuyas, que las mimas y las cuidas. Es tener cariño, hacer las cosas bien, querer hacerlas bien, y se consigue.

¿Cómo se presenta la añada de 2010? ¿Se cumplen las expectativas que se plantearon en la vendimia?
Sí, sí. Rotundamente, sí. En Sotillo de la Ribera hemos tenido la suerte de que no ha habido heladas, no ha habido nada, y entonces ha sido un año positivo, hemos cogido un año bueno.

¿Qué supone para un bodeguero que un vino reciba un Premio Envero?
Da gusto, porque el premio tiene tanta calidad que impresiona. Da gusto obtenerlo porque el premio en sí, impresiona. Soy el que más tengo, con este llegamos a 13. Y vamos a por el 14.


Santiago Arroyo/ Bodega S. Arroyo
Tres segundos premios y un tercero
«Nuestro secreto es que cuidamos muy bien la uva»

Pese a no obtener ningún primer premio, como sí ha acaparado otros años, la bodega sotillana ha sido una de las grandes triunfadoras de la XXIV edición de los Envero al lograr tres segundos premios -rosado, crianza y reserva- y un tercer premio en alta expresión.
¿Satisfecho con la cosecha de premios?
Sí, muy contentos. Somos persistentes. Estamos asombrados porque tampoco esperábamos triunfar en todos.

Sorprende que reconoce una amplia gama de vinos...
Sí, demuestra que se hacen las cosas bien. Y sobre todo, no es algo aislado en el tiempo, sino que llevamos tres o cuatro años siendo primeros y segundos.

¿Cuál es el secreto?
Sobre todo creo que cuidar la uva. Al final aquí hay pocos secretos. Teniendo un buen viñedo y tratándolo bien al final sale un buen producto.

La bodega elabora solo viñas propias...
Sí, tenemos 90 hectáreas en Sotillo de la Ribera y prácticamente todo es tempranillo.

La producción más o menos la mantienen estable. ¿Cómo marcha la comercialización?
Rondamos el medio millón de botellas. Actualmente exportamos el 20% , sobre todo en Europa y mandamos algo a China también y a EEUU, Canadá y México.

¿Este concurso ayudan a incrementar las ventas?
A nivel local mucho. Tienen una repercusión bastante grande en toda la provincia, y es razonable porque son nuestros premios, solo competimos vinos de Ribera.

¿Sería interesante una promoción de los vinos premiados más hacia el exterior?
Sí, pero bueno. A mí me gusta el nivel, dentro de nuestro sector están reconocidos y son algo familiar todavía; está muy bien. Recibimos otros premios a lo largo del año, de Bruselas o de Montreal, pero los que más ilusión nos hacen son estos y los que más repercuten en nosotros, porque nuestro alrededor más inmediato se entera.

¿Cómo están capeando la crisis?
En Ribera ha ayudado que estos años atrás las cosechas han sido moderadas y la crisis no es tan grave como en otros sitios. Pero la crisis en el mundo del vino viene arrastrándose desde mucho antes de que empezara la crisis. Nosotros no lo estamos pasando mal, este año estamos superando las ventas del año pasado, con lo cual nos podemos contentar.


L. Zarzuelo/Tamaral
premio envero crianza
«Rompemos los arquetipos de Ribera»

La filosofía de esta bodega de Peñafiel está dando sus frutos.
¿Qué es Tamaral?
Es una bodega pequeña, pertenece a una familia del mundo de la confección, muy apasionada por el vino. Inicialmente eran 10 socios, entre ellos esta familia, y al final cuando llegó la crisis fue comprando hasta que se quedó con el 100%.

¿Qué considera bodega pequeña?
Hablamos de unas 300.000 botellas este año, 100.000 el pasado, por las heladas. Hemos cogido muy poquita uva, ha sido una sangría increíble con parcelas con menos de 1.000 kilos/hectárea.

Compran algo de uva, ¿no?
Elaboramos uva propia, de los viñedos de Padilla de Duero y Pesquera de Duero, y de contratos en la zona de Baños de Valdearados, viñedos centenarios, de muchísima calidad.

¿No elaboran vinos jóvenes?
aboramos roble, crianza, reserva y un vino de autor. Fundamentalmente estamos enfocados en el crianza, que es el grueso de nuestra producción.

¿Y cómo es el Tamaral 2008?
Es diferente. Rompe un poco con los arquetipos de la Ribera del Duero. Con mucho color y estructura, como los riberas, la nariz es potente, compleja, y en boca, a pesar de que tiene un ataque muy fuerte, es muy amable, fácil de beber, que es lo que rompe con la característica de Ribera que tiene vinos muy estructurados, muy potentes y generalmente son duros en boca. Éste invita a beber.

¿El futuro pasa por la exportación?
El  38% de nuestro mercado es exterior: 22 países. Pero necesitamos exportar más. El mercado doméstico está complicado y es imposible que pueda asumir la cantidad de vinos que se producen.



Juan J. Bueno/San Andrés
premio envero tinto roble
«Ya estamos a la altura de los mejores»

El presidente de la Cooperativa San Andrés, de Zazuar, luce orgulloso un galardón otorgado a Rodalo, su nueva marca.
¿Qué supone este premio?
Estamos satisfechísimos. Es lo más. Además es un vino nuevo, es la primera vez que sacamos Rodalo al mercado y encima dar de lleno es lo más.

Y compitiendo solo entre riberas...
Y además con muy buenos riberas, porque no presenta nadie un vino que no crea que pueda ganar. Hemos competido con los mejores, no con vinos de tipo medio, que en Ribera casi no los hay.

Este galardón de alguna manera desagravia a las cooperativas, que en cierta manera han estado denostadas, ¿no?
Sí, han tenido siempre mala imagen, pero han dado un vuelco tan grande que se están poniendo a la altura de los mejores. Se están haciendo las cosas de muy distinta manera a como se hacían antes.

Entre otras cosas porque atesoran la gran mayoría del viñedo viejo...
El secreto está en que tenemos la cepa vieja, que hace mucho, pero también en que se hacen las cosas mucho mejor. El enólogo ha de ser un artista y el resto del personal también cuenta.

San Andrés es una cooperativa importante en producción...
Recogemos sobre un millón de kilos. Tenemos 270 hectáreas y somos 150 socios.

En vuestro catálogo aparecen rosados, tintos y crianzas. ¿Es éste el primer roble?
Hemos hecho más. Nuestro marca principal es Vegazar, pero conforme está el mercado había que diferenciar y sacar varias marcas para diferentes canales.

¿Qué características tiene el vino?
Ha estado cuatro meses en barrica de roble francés y americano. Yo de vino sé poco, soy más de la viña. Pero a mí me gusta y los que lo han probado también.



Desiderio Sastre/Viña vilano
premio envero tinto joven
«Apostamos por la dirección de calidad»

La cooperativa de Pedrosa de Duero, de la que es gerente Desiderio Sastre, es habitual en el palmarés de los Envero. Este año además del primer premio en tinto joven se llevó el segundo en roble.
Supongo que satisfechos...
Mucho. Es una gran satisfacción tener este reconocimiento en casa. Y más teniendo en cuenta que entre el joven y el roble rondan el 60% las ventas de Ribera del Duero. Y encima que son la base para los futuros crianzas y reservas.

Es reconocimiento a una cooperativa moderna...
Sí, llevamos unos cuantos años remando todos fuerte en la trainera y con una apuesta por una dirección de calidad muy importante, que viene marcada en los viñedos en la zona donde estamos. Tenemos muy buena materia prima, un gran enólogo, un buen equipo técnico... Y apostar sobre todo por los mercados internacionales, que es básicamente donde vemos el futuro.

La masa social no es numerosa...
Somos 89 socios. No somos muchos, pero en producción tenemos unas 350 hectáreas y entorno a dos millones de kilos de uva. Es una bodega importante. Exportamos el 50% de todas las ventas a más de 25 países. Casi toda Europa, Canadá, EEUU, México, Centroamérica, Sudamérica y zona Caribe y Asia, sobre todo China y Japón. La base es buena.

Viña Vilano rompe un poco con la vieja imagen de las cooperativas...
Por favor, olvidémonos de que las cooperativas hacen necesariamente malos vino. La base de la producción de la Ribera y de muchas zonas son las cooperativas. Hay una buenísima materia prima, y con un buen equipo se pueden llegar a hacer excelentes calidades.



Ildefonso Casado/Alvides
premio envero rosado
«Al rosado le hemos cogido la medida»

Es uno de los socios y administradores de Bodega Casado Alvides, empresa familiar ubicada en Villalba de Duero.
Hablamos de una bodega relativamente joven ¿no?
Bueno, no tanto. Ya llevamos 10 años en la bodega manteniendo el tipo.

Esta no es la primera vez que optan a los Envero, en 2003 ya lograron un tercer premio con el rosado...
Sí, la verdad es que con el rosado parece que somos expertos. Es un vino al que le tenemos cogida la medida.

¿Son de los que reivindican el rosado, origen de los vinos de la zona y que había quedado relegado?
Sí, parece que al rosado no se le hacía caso, se habló de que las uvas blancas no valían, que había que arrancarlas... Nosotros las defendemos, aunque nuestro rosado tiene muy poco, de albillo hablamos de un 8% y el resto es tempranillo.

Frente a los rosados tradicionales se va imponiendo la moda a la hora de elaborarlos del sangrado de los depósitos de tintos. ¿Es su caso?
Sí, lo hemos hecho desde siempre. Sangramos en flor y es un producto que lo tenemos muy bien introducido en el mercado, sobre todo en el local. Lo tenemos todo vendido. Nos molestamos en hacer buen vino y bastante competitivo.

La producción será muy limitada...
En total unas 80.000 botellas y de rosado 20.000. Las uvas son todas de nuestros viñedos, 17 hectáreas, y controlamos todo a nivel familiar, salvo la rama comercial. Vendemos algo en el extranjero pero está difícil. No hacemos suficiente esfuerzo, hay que gastar mucho dinero y son bodegas pequeñitas. Con estas producciones tampoco te puedes permitir hacer grandes inversiones. Exportaremos un 8% básicamente en EEUU; Alemania e Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO