sábado, 26 de septiembre de 2009

ACCIDENTE MORTAL EN EL CRUCE DE LA HORRA-SOTILLO

Fuente: DIARIO DE BURGOS. Ribera 25/09/2009 Sucesos Dos muertos al colisionar un camión y un coche en el fatídico cruce de La Horra Los vecinos están indignados por esta nueva tragedia ya que llevan reivindicando desde 1997 actuaciones para acabar con los problemas de visibilidad de esa intersección sin que aún se haya realizado un actuación definitiva Los sanitarios trasladan a la mujer al interior de la ambulancia, pero los esfuerzos resultaron inútiles. (Foto: Paco Santamaría)
J. C. O. Dos víctimas mortales, un hombre y una mujer de mediana edad residentes en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz y de los que no se ha facilitado la afiliación, es el trágico balance de un nuevo accidente de tráfico registrado ayer en el fatídico cruce de La Horra entre la carreteras CL-619 (Aranda-Palencia) y la BU-130 que une la A-1 a la altura de la Venta de Guimara con la N-122 en Peñafiel. El siniestro se produjo sobre las 12:18 horas. El turismo en el que viajaban los fallecidos como únicos ocupantes, que según algunas fuentes habían parado a adquirir vino alguna bodega de la zona, que venía de dirección de Sotillo de la Ribera, se saltó el stop o inició la maniobra para incorporarse a la CL-619 o cruzar hacia el casco urbano horrense sin percatarse del tráfico existente, siendo arrollado por un camión de harinas que circulaba en sentido Palencia. El conductor del vehículo pesado resultó ileso, pero debido a la violencia de la colisión los dos ocupantes del coche quedaron atrapados en el amasijo de hierros en que quedó convertido el turismo. Los bomberos del Parque Municipal de Aranda tuvieron que intervenir para liberar los cuerpos de las víctimas. Hasta el lugar las Emergencias Sanitarias del Sacyl enviaron una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico con un médico de Atención Primaria del centro de salud de la localidad. Aunque los facultativos atendieron en el mismo lugar a los heridos, ante la gravedad de sus lesiones poco pudieron hacer por salvar sus vidas y perecieron poco después. Este nuevo accidente ha provocado una gran indignación en el municipio ribereño de La Horra, donde desde 1997 vienen reivindicando actuaciones para mejorar las condiciones de seguridad de esa intersección con un alto grado de siniestralidad por la defectuosa visibilidad. Un punto donde se han sucedido numerosos accidentes de gravedad, el más dramático el que tuvo lugar el 8 de agosto de 2001 en el que fallecieron cuatro miembros de una misma familia de Sotillo de la Ribera al chocar su coche con una ambulancia. «El malestar es enorme porque lo venimos advirtiendo desde hace mucho tiempo y se han hecho muchas promesas que no han cumplido ninguna. No han hecho absolutamente», manifestaba el alcalde, Jesús Javier Asenjo. Precisamente a raíz de aquel suceso, desde la Junta de Castilla y León, pese a que se aseguraba que con las obras de acondicionamiento de la CL-619 realizadas en 1996 se había mejorado sustancialmente la visibilidad y señalaba que si se respetaban las señales no tendría por qué haber accidentes, se anunció hace ya nueve años que se acometerían actuaciones en este punto para frenar la siniestralidad que se materializaron en la instalación de unas bandas sonoras para obligar a reducir la velocidad de los vehículos que transitan por la CL-619. Sin embargo los vecinos consideran las medidas insuficientes, como lo demuestra que siguen produciéndose siniestros, un hecho que ha llevado a que hayan protagonizado sucesivos cortes de la carretera a lo largo de los últimos años. «A mí con decir que con hacer caso las señales se ve, pues claro que sí, pero es un cruce que despista mucho y es muy difícil conducir. Sobre todo además siempre ocurre de la misma manera, gente que viene de Sotillo, cuando hace el stop y luego arranca, porque es muy difícil mirar a mano derecha e izquierda y no hay buena visibilidad. Hay muchísimos accidentes e incluso hoy -por ayer- la Guardia Civil me ha dicho que ellos han hecho un informe considerando que es un cruce muy peligroso», señala. ROTONDA SÍ, ROTONDA NO. Desde el Ayuntamiento se demanda la construcción de una rotonda, planteamiento que fue recogido por el PSOE que a mediados de 2008 presentó una Proposición No de Ley que fue rechazada por el PP argumentando que ya se estaba redactando un proyecto «para acometer las obras que resulten necesarias», contando con una partida de 250.000 euros para ejecutarlas. Aunque en junio de ese año la procuradora popular Soledad Romeral aseguraba que en 2 ó 4 meses el estudio estaría finalizado y se adjudicaría de inmediato, aún siguen a la espera. Para el regidor lo más insultante es que el cruce ha quedado al margen del proyecto de mejora de la plataforma y el firme de toda la BU-130, con 9 millones de inversión, o que desde la Junta no consideraran viable instalar una rotonda en ese punto por ser la intersección de una carretera autonómica con una provincial, cuando posteriormente en la misma CL-619 se han autorizado rotondas para dar acceso a la factoría de Leche Pascual o al Grupo Gerardo de la Calle. Asenjo se mostraba confiado de que esta nueva tragedia contribuya a que los responsables de carreteras tomen de una vez cartas en el asunto «aunque dudo de que les mueva la conciencia porque da la impresión de que no se quieren enterar de lo que pasa».

1 comentario:

Enriqueh dijo...

Creo que la solución definitiva es un cruce a dos niveles, con incorporaciones y salidas separadas, prolongando estas últimas hasta donde la visibilidad sea optima.
Esta solución eliminaría el cambio de rasante natural del terreno permitiendo una visibilidad adecuada,y aunque sea mas caro, las vidas cobradas en ese cruce lo justifican mas que suficiente para que no haya nuevos accidentes mortales en el futuro.
Cualquier solución que se adopte basándose en el respeto de señales, lo veo poco eficiente,pues aunque todos los conductores respetasen las señales, siempre habrá alguien que se despiste o cometa errores, y de ellos algunos les tocara la desgracia de coincidir en ese cruce de forma fatal, eso si, las autoridades y aseguradoras sabrán fácilmente quien es el culpable.
A veces da la impresión de que esto último es de lo que se trata