sábado, 12 de septiembre de 2009

BODEGA HISTÓRICA

De: Diario de Burgos Digital. Sábado, 5 de Septiembre de 2009

Sotillo de la Ribera / Fiestas en honor a la Virgen de los Prados



Made in Sotillo


Turistas de más de 30 países han visitado este año Bodegas Ismael Arroyo • La pionera empresa vitivinícola familiar cumple tres décadas de historia



Un grupo de alemanes posa frente a la bodega junto a Ramón Arroyo (2 izq) y su hermano Miguel Ángel (3 izq.).DB / Sotillo de la Ribera
Turistas de más de 30 países han visitado este año Bodegas Ismael Arroyo, en Sotillo de la Ribera. Enseñar casi a diario las instalaciones, explicando el proceso de elaboración de vino y la tradición vitivinícola del pueblo y de toda la denominación de origen es desde hace tiempo una actividad más en esta pionera bodega, que celebra ya su 30 aniversario.

Según Miguel Ángel Arroyo, uno de sus propietarios, el turismo enológico en general ha ido aumentando progresivamente, pero el de visitantes extranjeros ha experimentado una subida espectacular, «del cien por cien», asegura, en los últimos cinco años. Este fenómeno está ayudando sin duda a que la historia de Sotillo y su tradición vitivinícola, junto a la de la Ribera del Duero, se conozca fuera de nuestras fronteras, a cientos de miles de kilómetros. La mayoría de los visitantes extranjeros que acuden a la bodega son particulares, amigos o familias, de entre 30 y 50 años, aficionados al vino y al turismo enológico, y que buscan sus destinos principalmente por Internet, bien contactando directamente con la bodega desde su página web, o a través de empresas dedicadas al enoturismo. Suelen ser grupos pequeños, de entre 2 y 8 personas, que escogen viajes de turismo enológico para visitar varias bodegas en dos o tres zonas productoras españolas. En la Ribera del Duero suelen estar entre dos y tres días.

Muchos de los que contactan directamente con Bodegas Ismael Arroyo conocen la marca de calidad de la bodega, Valsotillo, bien porque han probado el vino en sus países de origen o porque han leído reseñas en guías o revistas especializadas. También acuden atraídos por la posibilidad de visitar su nave de crianza, una bodega subterránea de finales del siglo XVI, que forma parte del patrimonio vitivinícola histórico de Sotillo de la Ribera, y cuya longitud y buen estado de conservación la convierte en una singularidad.

Destacan los visitantes procedentes de Estados Unidos (Nueva York, California, Washington, Texas, Florida…), y también son muy numerosos los europeos, sobre todo alemanes, suizos, británicos, rusos, países nórdicos y Países Bajos, aunque también acuden de otros como Islandia, Letonia, Grecia, Italia, Portugal, o Francia. Les siguen los asiáticos (sobre todo japoneses, y últimamente chinos) y sudamericanos (México, Argentina, Costa Rica, Venezuela, Chile…), y más esporádicamente se reciben visitantes de Israel, Australia o Nueva Zelanda, e incluso algún occidental que reside en Emiratos Árabes.

Bodega históricaLa mayor afluencia de visitantes extranjeros se suele producir en primavera y otoño, y durante todo el verano. Algunos incluso repiten visita después de un año o dos, regresando con amigos aficionados al vino. Del recorrido que les ofrece Bodegas Ismael Arroyo les suele impresionar sobre todo la bodega subterránea histórica, por su antigüedad, sus excelentes condiciones para envejecer y conservar el vino (con una temperatura constante de 11 a 12 º centígrados todo el año), así como conocer las explicaciones sobre la tradición vitivinícola del pueblo y la importante función de los lagares y bodegas.

Los visitantes extranjeros suelen descubrir la existencia de este patrimonio histórico en estas visitas. «Es una pena que en el caso de los lagares, por ejemplo, sólo podamos explicárselo y se lo tienen que imaginar, ya que los pocos que se conservan bien no están abiertos al turismo. Sería interesante conservar este patrimonio», señala Ramón Arroyo.

La mayoría de los turistas extranjeros busca alojamientos con cierto encanto en la zona, enclavados en localidades con pasado histórico y están muy dispuestos a probar la gastronomía local. Suelen tener un buen nivel de conocimiento de cata de vinos y bastante poder adquisitivo. Igualmente destacan la excelente relación calidad/precio del vino en bodega, lamentándose generalmente de las tasas e impuestos que elevan desmesuradamente el coste del vino en sus países de origen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO