viernes, 10 de septiembre de 2010

Nueva guía de Pascual Izquierdo sobre la provincia burgalesa

FUENTE: EL CORREO DE BURGOS (digital).

Cultura


Pascual Izquierdo, con doce guías en su bibliografía, ultima una sobre la provincia burgalesa para Anaya

Mie, 18/08/2010

A.S.R. / Burgos
Le pagan por viajar, por sentarse a la mesa frente a un menú típico de la zona, por dormir en colchones ajenos y por compartir estas emociones, experiencias y sensaciones con desconocidos. Con aquellos que nunca olvidan una guía de viaje en el equipaje. En su redacción se ha especializado el escritor ribereño Pascual Izquierdo, que ya cuenta en su haber con doce publicaciones de este género. El poeta se convierte en viajero. La próxima en salir al mercado será especial. En sus páginas se retrata la provincia burgalesa. El primer borrador se encuentra en Anaya, en cuya colección Guiarama -formato más pequeño y con menos páginas que Guía Total- se abrirá está nueva ventana al patrimonio histórico, artístico y natural.

La guía saldrá en febrero-marzo de 2011. De la primera edición se suelen tirar 5.000 ejemplares e Izquierdo calcula que tienen una vida de tres años. Rebasada esta edad, requiere una puesta al día cada dos años. Hasta que los cambios son tantos que urge una renovación.

El corazón domina a Izquierdo. Al escritor le ha costado comprimir la riqueza de la provincia castellana en 144 páginas. Lo ha conseguido como un equilibrista recogiendo la información esencial para que el viajero deje Burgos con todas las piezas del puzle encajadas aunque no al detalle.

Poner y quitar; pulir y adornar; o elegir y aconsejar es el trabajo final. Antes el «guiador» debe calzarse las botas, coger la mochila y emprender camino. ¡Un momento! No, antes de salir por la puerta para cruzar otras es necesario revisar toda la documentación sobre el lugar de destino. Toca hincar los codos y abocetar el esquema pertinente.

Y ahora sí, ahora el viajero, con los apuntes bien estudiados, se puede atar los cordones y aventurarse. Es el trabajo de campo. «Consiste en viajar por la comarca elegida desde todos los puntos de vista: conocimiento monumental y patrimonial, gastronómico y alojamiento», expone.

Pateado, sentido y absorbido todo lo susceptible de convertirse en pasto del turista se inicia una tercera etapa. Son los trabajos de escritura. Un tramo en el que la mayor dificultad radica en la labor de selección. Más ardua si cabe cuando se trata de comprimirlo en una guía Guiarama.

Calcula el autor de Sotillo de la Ribera que cubrir estas tres etapas le lleva entre ocho meses y un año.

Falta algo. Nada vale una guía sin las fotografías. Pascual Izquierdo también se encarga de ellas. «Primero porque se pagan y segundo porque después de doce guías ya he aprendido lo que quiere Anaya», matiza el poeta, quien prefiere tomar estas instantáneas en el amanecer o en el crepúsculo.

Es éste un apartado a cuidar especialmente. Izquierdo lo tiene claro: «Un lector tiene ocho guías entre las que elegir y el primer golpe de vista debe ser capaz de atrapar a este comprador, a este lector».

Con todas las piezas reunidas... ¡Manos a la obra! El primer paso cuando se habla de guías Anaya es elegir los diez indispensables. «En el caso de Burgos, la elección ha sido muy difícil por la riqueza, variedad y calidad de todos sus recursos turísticos», comenta Izquierdo, quien, finalmente, se ha mojado: Catedral de Burgos; claustro del monasterio de Silos; Atapuerca y el Museo de la Evolución Humana; el arte funerario en la ciudad -«se da poco énfasis y tiene una importancia capital porque refleja el esplendor vivido desde finales del siglo XV»-; El Espolón; el románico burgalés -«insisto porque mientras el palentino tiene marca de calidad, el nuestro, no y tiene la misma belleza, originalidad...»-; casas nobiliarias y arquitectura popular; monasterios medievales en ruina; vino y bodegas en dos ríos históricos (Duero y Arlanza) y el Camino del Cid. Tras este top ten, la guía invitaría al turista a hacer un recorrido exhaustivo por la ciudad y otro por la provincia. Estos paseos están trufados de destacados, con lo que más ha llamado la atención al autor.

¿Agotados? ¿Hambrientos? ¿Con ganas de jarana? ¿Perdidos? Las últimas páginas de la publicación se reservan a la información práctica. A la que habla de gastronomía, de fiestas populares, de restaurantes y hoteles, de horarios de apertura de los monumentos y direcciones de las oficinas de turismo.

El regreso del cajero sentimental y poemarios en barrica
Las guías de viaje son el pan de cada día de Pascual Izquierdo. Pero no son su vocación. Aquí entra en escena la poesía, con la que el autor ribereño continúa jugando. Tiene siete poemarios inéditos que quiere publicar a ritmo lento. Ahora mismo está enfrascado en el amor en la madurez desde distintos registros. Pero ya piden paso Desamor y otros naufragios, acerca de la soledad; Camino de los huertos, reflexión sobre la madurez biológica y la gloria literaria; y Más allá de la luz, sobre la muerte de su padre.

La prosa también se cuela en la mochila. Izquierdo retomará su flirteo con la literatura infantil, con la que tonteó hace quince años en La historia de un cajero que sabía frases de amor. Esta segunda parte sería La historia de un cajero que tiene corazón. A este proyecto se suma Sesenta sin propina, con fragmentos narrativos dirigidos a adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS:

BLOG DE LA A. C.EL SOTO